Mis cuentos para la hora de acostarse

16 julio 2014 | Literatura

Uno de los mayores placeres que he descubierto ahora que mi nuevo trabajo me permite llegar a casa a una hora razonable es el de leer un cuento a mis Gugús antes de dormir. Sonará tópico pero resulta bastante gratificante. Al menos, cuando alguno de los dos atiende a la lectura. Noto que al más pequeño, de año y medio, básicamente le divierte la cosa y ríe cuando gesticulo, aunque desconozco qué cantidad de información es capaz aún de procesar. Sin embargo el mayor, con tres años, ya sabe que cada noche hay que ir a la cama para escuchar “el cuento que toca”. Pero el post de hoy no va de mis reflexiones que son como las que cualquier otra madre y padre pueden tener. Va de recomendaciones, muy personales, sobre los cuentos que, de la pequeña biblioteca que ya atesoramos, observo que más gustan a mis peques. Por si os sirve de ayuda…

 

DSC_0115

Cuentos clásicos y fábulas

Mis primeros cuentos (Llibrería Universitària) y Fábulas doradas (Todolibro)

Son mis imprescindibles en estos momentos. Pensé que sería bueno empezar por los clásicos de siempre, que por algo son clásicos. Fueron los primeros cuentos que empecé a relatar al mayor, cuando podía dormirlo yo por las noches. Hay miles de ediciones que incorporan el repertorio de clásicos, ya sabéis, Blancanieves, los tres cerditos, Cenicienta, Pulgarcito… Sin embargo, lo que ocupa ahora nuestras veladas nocturnas son las fábulas. El mayor espera con emoción la famosa moraleja y al estar protagonizadas por animales permiten a la narradora, esto es, yo, gesticular bastante, lo que fascina al pequeño. La edición que os recomiendo, muy fácil de encontrar, incluye las más famosas del fabulador griego Esopo.

 

El protagonista, un simpático pato verde

El protagonista, un simpático pato verde

 

¡He perdido mis calcetines! de Eve Bunting y Sergio Ruzzier (Editorial Juventud)

Este cuento es muy bonito y gustó mucho al mayor. La historia es muy ingeniosa y mantiene en vilo a los espectadores hasta el final, cuando se aclara todo el embrollo. Las ilustraciones son muy graciosas y coloridas. Muy recomendable.

 

 

Los protagonistas, un conejo y un ratón

Los protagonistas, un conejo y un ratón

 

Pip y Posy de Axel Scheffler (B de Blok)

Todavía debo esperar un tiempo para que aprecien este bonito cuento que nos regalaron. Tenemos que esperar a que termine la fiebre de las fábulas que tanto les gustan. Este cuento que os propongo tiene unas ilustraciones exquisitas y no en vano fue adquirido en la pasada feria del cómic de Barcelona. La historia remite a los miedos infantiles, tan recurrentes en los cuentos, y la manera en la que son superados.

 

 

Un cuento que se convierte en marioneta... o al revés

Un cuento que se convierte en marioneta… o al revés

 

El osito polar (Susaeta)

Estos cuentos-peluche tienen muchísima gracia. En realidad son marionetas con las que puedes ir jugando mientras les cuentas el cuento. Forman parte de una colección de la editorial Susaeta, de la que nosotros tenemos al oso polar y al mono, que se llama Macario.

 

Las ilustraciones de esta colección son preciosas

Las ilustraciones de esta colección son preciosas

 

El zorro Tomeo (Susaeta)

A nadie se le escapa que las ilustraciones es un elemento fundamental en los cuentos para niños. Los dibujos llaman su atención y les permiten procesar mucho mejor la historia. Tenemos dos cuentos de esta colección, el que os pongo aquí y «El conejito valiente». Son de gran formato e incluyen unas ilustraciones preciosas, con historias muy bonitas, de nuevo protagonizada por nuestros recurrentes animales.

 

 

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 Both comments and pings are currently closed.