Un mantel de hule para ‘guarrear’ a placer con la comida

5 febrero 2015 | ideas para bebés

Sí, amigos. El mantel de hule, ese acompañante en las comidas de quienes éramos enanos en los ochenta, ha vuelto. Al menos a mi casa y de la mano de una firma catalana que los diseña y fabrica con gusto, calidad y puesta al día. Los descubrí por casualidad en la web y no tardé mucho en hacerles un pedido. Desde entonces, hace un mes ya, he podido comprobar que ha aguantado como un campeón desayunos, comidas y cenas de un peque de dos años. Quienes estéis en esa franja de edad sabéis de lo que hablo.

Os los presento. Son OleHule, “manteles de hule made in Barcelona”. Si entráis en su web, OleHule.com lo más sencillo, podéis comprobar los diseños tan vistosos que tienen.

El nuestro es naranja, pero hay muchos colores para elegir

Y es que antes de nacer los enanos, nunca me hubiera planteado comprar un mantel de hule. Ahora, he descubierto qué seducía a nuestras madres: poder olvidarte de meter una y otra vez en la lavadora el consabido mantel. Reúnes a los pequeños en torno a un mantel de hule y pueden derramar agua, sacar del plato los trocitos de verdura que no le gustan, poner encima las manitas manchadas de salsa de tomate… que vas tú luego con una balleta ligeramente mojada en agua y listo, limpio de nuevo.

Aquí os dejo algunas fotos del que hemos adquirido nosotros. Y como veis, no sólo es un mantel “para comer”, sino que en casa lo usamos para proteger las mesas cuando sacamos los enseres para pintar, para hacer manualidades, para jugar, en definitiva.

 

A prueba de manchas

A prueba de manchas

 

 

Pintando sin riesgo

Pintando sin riesgo

 

 

 

 

 

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 Both comments and pings are currently closed.