Ya lo he dicho en más de una ocasión. No hay manera de que mi peque de dos años y pico coma verduras. Cualquier cosa verde que vea en el plato la rechaza, hasta las aceitunas: “No, verdura, no”. Y con la fruta pasa tres cuartos de lo mismo. Por eso dándole vueltas a cómo meterle algo de verde en las comidas, llegué a estas dos ideas, muy, muy sencillas de hacer.

(más…)