Pequeños logros, pequeñas felicitaciones

7 noviembre 2014 | Cuidados

Retomo mi blog tras un largo lapso de tiempo sin publicar ningún post. El aterrizaje en el “cole de mayores” del Gran Gugú y en “la guarde de pequeños” del segundo Gran Gugú, un nuevo trabajo y rutina complicaban mucho la tarea. Pero algo ayer, en apariencia nimio,  me llevó a pensar en una de las cosas que más contribuyen a modelar la autoestima de nuestros peques y darles seguridad, a tenor de todo lo que leo y escucho (seguro que igual que vosotros) de los expertos. Os cuento..

El pequeño acontecimiento como tal fue que mi segundo Gran Gugú, el que va a cumplir dos años, ya controla a la perfección eso de “escupir” el agua (enjuagarse) después de lavar sus pequeños dientes. Una habilidad que ha terminado por adquirir acompañada de fiestas y felicitaciones por mi parte pero no sin antes haberse tragado dos terceras partes del agua del Canal de Isabel II de Madrid.

Y es que, en efecto, aunque estamos cansados de escuchar y leer acerca de la importancia de celebrar cada pequeño logro de nuestros peques solemos centrarnos más en decirles “esto no se hace”, “esto no se toca” o bien en repetirles, una y otra vez, “termina la cena”, “a la cama, ya”, “apaga la tele” o “quítate el abrigo y los zapatos”.

No nos damos cuenta, quizá no lo suficiente, de que alguno de estos pequeños logros son hitos en sí mismos. Pensadlo. ¿A que no sería un hito descomunal si alguien “desprogramase” de vuestro cerebro la habilidad de enjuagaros los dientes y de repente la aprendierais de nuevo? Algo muy sencillo para nosotros ahora, escupir en vez de tragar el agua, ciertamente complicado para ellos.

Fijarnos especialmente en esas pequeñas cosas es lo que muchas veces habéis escuchado o leído como “refuerzo positivo del buen comportamiento”. En este enlace figura una entrevista en el diario ABC que leí ayer y que contiene pistas a este respecto.

Así que, con la debida mesura de no convertir vuestro hogar en un circo permanente, me permito hacer memoria y recordaros algunas cosas que han conseguido hacer nuestros peques (o todavía no, o están en ello) y que deberían ser motivo de fiesta y felicitación.

1. Hacer su primer pis en el orinal.

2. Ponerse alguna prenda, los zapatos o quitársela.

3. Aprender a seguir el ritmo de la música y bailar (a su manera).

4. Imitar sonidos de animales o decir sus primeras palabritas

5. Saber peinarse y enjabonarse en el baño

6. Subir o bajar escaleras trepando, por lo hablar de cuando da sus primeros pasitos.

7. Ser conscientes del paso de las estaciones. Por ejemplo, cuando coge hojas que se han caído de los árboles

 

Recogiendo las hojas del otoño

Recogiendo las hojas del otoño

 

8. El autocontrol. Cuando ya deja de correr en la calle como un poseso y empieza a darte la mano.

9. Darse cuenta de que ha hecho algo mal y pedir perdón (a su manera, con un besito…)

10. Empezar a pintar, a coger ceras, a utilizar pinceles

 

"Empuñando" pinceles

“Empuñando” pinceles

 

La lista podría ser interminable… pensad en la vuestra. Y dedicad algo de tiempo, entre bronca y bronca, preparación de baño y cena, carrera por una cosa o por otra, en ser conscientes de estos pequeños triunfos.

 

 

 

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 Both comments and pings are currently closed.