Hay vida más allá de la cadena Vips (II)

17 julio 2012 | hostelería

Retomamos nuestra guía de restaurantes para ir con pequeños. Recordemos que la filosofía de la misma es tratar de reunir direcciones que aúnen buen trato y facilidades para que coman con nosotros nuestros hijos más pequeños con buena oferta gastronómica, que para eso se va a comer fuera. Si además, se da la maravillosa combinación de buena relación calidad-precio, miel sobre hojuelas. Si queréis repasar nuestras recomendaciones anteriores, pinchad aquí. ¡Y buen provecho!

Fass Grill (calle Rodríguez Marín, 84 y centro comercial Arturo Soria Plaza. Tel. 91 563 74 47). El emblemático restaurante alemán abrió sus puertas en Madrid en 1975, en la zona de Concha Espina, y hoy exhibe, además, una tienda anexa de productos alemanes. Aún hoy tiene muchísimo encanto y facilidades para ir a comer con niños. Les ponen su trona de madera y les dan dibujos y ceras para colorear. Qué decir de su carta, con unas salchichas genuinas y otras especialidades del país, incluidos unos fantásticos hot dogs que hacen las delicias de los más pequeños.

Terraza del restaurante Fass Grill

Kasanova (calle Sáinz de Baranda, 44. Tel. 915 571 834). A diferencia del anterior, este local es de nuevo cuño. Cercano al Retiro, está comandado por el primer socio de Andrea Trufarello (Don Giovanni), y tiene una carta de excelentes platos de pasta. Especialmente recomendable son los Tagliatelle Tartufo nero. Disponen de una terraza agradable y trona para los más peques.

Sala (Carretera Molinos, 2, Guadarrama. Tel. 91 854 79 22) Todo un clásico a pocos kilómetros de Madrid, en Guadarrama. Un restaurante veterano pero con todo el encanto intacto: buen servicio, entorno maravilloso y excelentes especialidades, como el medio kilito de gambitas a la plancha que no hay que dejar de pedir. Los peques estarán muy a gusto, ya que aunque no cuentan con tronas, les habilitan dos sillas, una encima de otra, para que coman junto al resto de la familia. El personal es muy amable.

Ración de gambas a la pancha, en Sala


Flunch (varias direcciones). Aunque no es la intención de esta guía incluir cadenas, en esta ocasión no hemos podido reprimirnos. Flunch es un restaurante muy familiar, con menús económicos y al gusto de los más pequeños, zona de juegos, microondas para calentar el biberón, tronas…. pero es que lo sacamos a colación porque acaban de incorporar ¡un menú para bebés! Que se une al menú infantil, mucho más habitual en otras enseñas.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 Both comments and pings are currently closed.

Un comentario