Hay vida más allá de la cadena Vips (I)

26 marzo 2012 | hostelería

Cuando llega un bebé a nuestras vidas parece que eso que tanto nos gustaba hacer, ir a un restaurante con encanto donde, sobre todo, sirven buena comida, empieza a estar vetado. Para empezar, la mayoría de estos restaurantes, no tienen trona ni un mínimo de espacio entre mesas. Pero desde aquí me resisto a estar limitada a las cadenas de comida prefabricada o ranchos de las vías de servicio de la ciudad: quiero comer bien y en compañía de mi hijo. Por eso, inicio, con esta primera entrega, una suerte de guía de restaurantes escogidos, de calidad y a buen precio, a los que se puede ir con los más pequeños.

Poncelet Cheese Bar (José Abascal, 61. Tel. 91 399 25 50. www.ponceletcheesebar.es)  Hace no mucho que ha abierto sus puertas en Madrid. De carácter informal y centrado en el apasionante mundo del queso, es ideal para ir con niños. Diáfano, con un personal atento y mesas cuidadosamente separadas las unas de las otras para estar muy, muy cómodo.

Fratelli La Bufala Madrid (Argensola, 7. Tel. 91 308 25 19. www.fratellilabufala.eu)  Se trata de un establecimiento italiano de reciente apertura. Ofrece los domingos un apetitoso brunch. Disponen de trona y el menú ronda los 20 euros.

La Gamella (Alfonso XII, 4. Tel. 91 532 45 09) Cocina americana con estupendas hamburguesas en un entorno muy especial. También disponen de un brunch de los domingos.

Olsen (Prado, 15. Tel. 91 429 36 59. www.olsenmadrid.com) Cambiamos de latitud. La cocina de este establecimiento es de inspiración escandinava. Y como no podía ser menos, el diseño del espacio remite igualmente a aquellas tierras del norte: madera, minimalismo, calidez. No disponen de trona pero acogen con agrado a los más pequeños, con mesas con suficiente espacio para acomodarlos. Menús económicos a diario y carta muy variada, para picar o comer.

Harina (Plaza de la Independencia, 10. Tel. 91 522 87 85. www.harinamadrid.com) Para picar sandwiches, ensaladas, bocadillos, dulces, tartas… El espacio de que disponen es diáfano, muy cómodo para entrar con carritos, para que los peques se sientan a gusto… ¡y hasta disponen de cuentos para ellos!

Paradores (Varias direcciones. Aquí recomendamos el de Alcalá de Henares: el Convento de Santo Tomás. Colegios, 8. Tel.  91 820 84 20. www.parador.es/es/parador-de-alcala-de-henares) Muy cerca de Madrid, este Parador construido a partir del histórico convento de Santo Tomás es hoy un establecimiento moderno, con encanto y muy acogedor. Su restaurante es amplio, agradable y con magníficas tronas de la marca sueca Stokke para que el bebé esté la mar de cómodo.

 

Interior de Poncelet Cheese Bar

 

 

 

 

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 Both comments and pings are currently closed.

Un comentario