El primer bizcocho del bebé… con galletas María

28 abril 2012 | Recetas

Volvemos a cocinar con peques. Y esta vez propongo un bizcocho muy, muy fácil de hacer. Si los peques son mayores podrán participar en la elaboración; si se trata de bebés (en torno al año de edad), tendrán la ocasión de pobrar, por primera vez en su vida, un bizcocho casero para merendar. Con pocos ingredientes y muy básicos: galletas María, tres huevos, leche, azúcar… Ésta es la receta al detalle.

Ingredientes:

– 250 gramos de galletas María

– 3 huevos

– 100 gramos de mantequilla ablandada.

– 5 cucharadas de leche

– 4 cucharadas de azúcar

– 1 sobre de levadura Royal

– 1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar

– 1 cucharadita de miel y otra de canela

– Azúcar glas

El horno debe precalentarse a 180 grados.

Se separan las yemas de las claras y estas últimas se montan a punto de nieve (con un poquito de sal o de limón para facilitar la tarea).

Se trituran las galletas. Se puede hacer en un mortero o con ayuda de una bolsa de plástico. Se introducen en la bolsa y machacan con un rodillo. En esta operación pueden ayudar los niños.

Las yemas se baten con el azúcar hasta que la mezcla quede algo blanquecina, unos cinco minutos, más o menos. A esta preparación se añade la leche y las galletas trituradas. Se va mezclando todo con cuidado y a continuación se agrega la cucharada de cacao en polvo, la miel y la canela.

Finalmente se añaden las claras con una espátula o cuchara de madera y movimientos envolventes.

Se echa la mezcla en un molde engrasado o forrado con papel de horno y se mete en el horno por espacio de media hora aproximadamente.

 

La mezcla, en el molde forrado con papel de horno

 

Cuando esté templado se desmolda y se espolvorea azúcar glas con un colador. Es un bizcocho no demasiado esponjoso, dada la sencillez de sus ingredientes, por lo que se puede acompañar de una bola de helado de vainilla, de nata o con algo de fruta.

Y sí, mi bebé lo merendó acompañado de plátano, fresa, pera y naranja triturados. El cambio, esa tarde, consistió en comer sus galletas María en forma de bizcocho, en vez de incorporadas a la papilla. Si lo hacéis para un bebé, podéis prescindir del cacao y la canela, no de la miel que a partir del año pueden empezar a tomarla ya.

El bizcocho, terminado

Con papilla de frutas, para la merienda del bebé

 

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 Both comments and pings are currently closed.