“Mi primera Lonely Planet” para los peques viajeros

21 mayo 2013 | Viajes

No es exactamente una novedad pero no quiero dejar pasar por más tiempo la excelente iniciativa de los editores de las guías de viajes Lonely Planet de dedicar una colección a los viajeros más pequeños. Se llama “Mi primera Lonely Planet” y la lanzaron el pasado mes de noviembre. Los primeros títulos los han dedicado a Londres, París, Roma y Nueva York y además han editado una guía titulada “Viajar por el Mundo”, un gran libro ilustrado con información insólita sobre 200 países.

La guía para peques dedicada a Nueva York

 

Ahora que se acerca el verano, me parece que es una idea muy buena para acercar a los niños (a los no tan pequeños como los míos, de dos años, uno y cinco meses, el otro) a la idea de viajar y descubrir países. Y para que os hagáis una idea de lo divertidas que son estas guías, os dejo aquí algunas curiosidades que podéis encontrar en ellas, seguro que os dan ganas de comprar alguna.

¿Quién inventó el agujero de los dónuts, el bollo más típico de los Estados Unidos?

Pues fue un marinero de 16 años que en 1847  viajaba a bordo de un barco estadounidense. No le gustaba el centro graso del bollo, así que lo perforó con una lata ¡y nació el dónut!

¿Cuál es el territorio con más castillos del mundo?

Es Gales, que aunque no sea muy grande (20 764 km2) tiene más de 600 castillos, la mayoría construidos para mantener alejados a los ingleses. Algunos son solamente ruinas, pero conviene mirar por donde pisa uno: ¡seguro que estamos sobre un castillo!

¿Y que el país más pequeño del mundo solo tiene 800 habitantes pero es uno de los más ricos del planeta?

Sí, se trata de Ciudad del Vaticano, que se encuentra en medio de Roma. Aunque tiene muy pocos habitantes, su jefe, el papa, gobierna a mil millones de católicos de todo el mundo. Esta minúscula ciudad amurallada se convirtió en un país oficial en 1929. Aunque solo se tarde unos minutos en atravesarla, sus museos contienen tantas obras de arte que ocupan 15 km de pasillos. Si observaras cada pintura solo un minuto, tardarías cuatro años en verlas todas. Una curiosidad más: aquí está el único cajero automático del mundo con las instrucciones ¡en latín!

Podéis encontrar más información, así como comprar estas guías a través de la web de Lonely Planet. ¡Buen viaje!

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 Both comments and pings are currently closed.