Estar cómodo en un hotel con dos niños pequeños exige cierta labor de búsqueda previa. Hay familias que optan por casas rurales, donde los niños tienen mayor libertad aunque no tienes los servicios de un hotel; hay cadenas hoteleras, por contra, que dan muchas facilidades para familias con niños pero que carecen del encanto y singularidad que en algunas ocasiones se quiere buscar. Estos hoteles son ideales para hacer turismo de ciudad, pienso en NH y AC, especialmente. Pero si os apetece descanso de verdad, un sitio exclusivo y a un precio razonable, que además combine todo esto con servicios para los más pequeños la búsqueda se hace más complicada. Hoy os sugiero la última escapada que hemos hecho y que nos ha gustado mucho: Valbusenda, un hotel-bodega próximo a Toro, a apenas 250 km. de Madrid.

(más…)

Las cosas más sencillas, bien que lo sabéis, son mágicas a los ojos de los más pequeños, como por ejemplo ver que de una humilde semilla nace una planta. En ese sentido, los de mi generación guardamos el recuerdo de este experimento escolar simple: hacer germinar un garbanzo o alubia. Llegados a este momento del año, cuando tanto tiempo libre se tiene y hay que llenar tantas horas muertas sin cole, ¿qué tal si ponéis en práctica de nuevo lo aprendido hace décadas? Os recuerdo lo fácil que es (era):

(más…)