Sí, amigos. El mantel de hule, ese acompañante en las comidas de quienes éramos enanos en los ochenta, ha vuelto. Al menos a mi casa y de la mano de una firma catalana que los diseña y fabrica con gusto, calidad y puesta al día. Los descubrí por casualidad en la web y no tardé mucho en hacerles un pedido. Desde entonces, hace un mes ya, he podido comprobar que ha aguantado como un campeón desayunos, comidas y cenas de un peque de dos años. Quienes estéis en esa franja de edad sabéis de lo que hablo.

(más…)