Una de las entradas más leídas de mi blog es la que hice hace un año aproximadamente, Las diez leyes de Murphy de la maternidad. ¿Qué me ha hecho volver sobre este tema? Ser madre de nuevo. Pensaba que ya me las sabía todas, que ya dominaba el tema, que me había convertido en una madre todoterreno. Pues no. No niego que me veo con más seguridad en mí misma, que me tomo las cosas con mucha más filosofía, disfruto más, puede decirse, de la maternidad… pero, amigos, Murphy sigue atacando sin piedad. Surgen otros problemas, cuitas y tropiezos. He aquí el decálogo dedicado a todos los que, no contentos con el primero, os enfrentáis al reto del segundo hijo. Para echar unas risas.

(más…)